dimarts, 27 de març de 2012

De conferencia en conferencia se te aclara la conciencia

Vale, admito que lo del título puede que haya sido una gracia con la que solo me voy a reír yo, pero es que iba a escribir “de conferencia en conferencia y tiro porque me toca” y entonces he pensado que no podía escribir eso porque estaría traicionando a mi yo traductor. Si hay una rima en el original, hay que intentar mantenerla siempre que se pueda, es mi convicción, así que tenía que arreglarlo de alguna manera. Además, me va bien andar inventando rimas para ir entrenando antes de ponerme a hacer el trabajo final de doblaje, que consiste en traducir un clip de dibujos animados con cancioncitas incorporadas. Concretamente, este es el vídeo: 






Pero bueno, dejando de lado mis numerosos deberes como estudiante del MTAV (admito que a veces me gusta un poco regodearme contando mis cosas del máster para darle envidia sana a mi amiga Laura), os voy a hablar de lo fantásticos que han sido estos días pasados. Sobre todo el jueves y el viernes, porque tuve la oportunidad de asistir a la Second International Conference on Translation and Accessibility in Video Games and Virtual Worlds y me encantó la experiencia.

La verdad es que yo ya era muy consciente de mi amor por los videojuegos y de que era una de las cosas del máster que más me llaman la atención, pero el hecho de asistir a estas conferencias ha hecho que aumenten tanto mi curiosidad como mis ganas por intentar adentrarme en este campo de la traducción. Durante esos dos días pude disfrutar de charlas y más charlas de traductores profesionales de distintos temas que me parecieron interesantísimas porque descubrí nuevas formas de ver las cosas y nuevos proyectos que me parecieron geniales. Otra de las cosas que más me gustó fue que los participantes de las conferencias no fueran sólo traductores: también hubo ponentes que no tenían nada que ver directamente con el campo de la traducción porque venían del mundo técnico. Juntar a gente de diferentes disciplinas (que están, de alguna manera, relacionadas) para que expongan sus ideas y diferentes puntos de vista me parece una idea estupenda porque así es como puede haber comunicación y así es como un engranaje (como es el proceso de traducción) puede llegar a funcionar bien. Además de todo eso, también está el hecho de que, por algún motivo, ver a una de tus compañeras del máster dando una charla que crea furor te llena de orgullo y satisfacción. Otra de las cosas que me animó de las conferencias es que éramos todos relativamente jóvenes. ¿Por qué me alegro de eso? Porque, como dijo una de las organizadoras en el acto de cierre, si sólo la gente joven asiste a los eventos relacionados con este campo profesional significa que los más mayores no están interesados en él y que, por tanto, puede que haya un abanico más amplio de posibilidades para nosotros, los newbies. Además de eso, asistir a las conferencias me ha hecho recordar que tengo un trabajo final en el máster y hace tiempo tuve una idea para hacerlo sobre videojuegos. Así que, le enviaré un e-mail a mi querida profesora para preguntarle si mi idea sería viable (de momento sólo os diré que tiene que ver con un juego de PSP que no está a la venta en España y con el romhacking) y si me da el visto bueno me pongo con ello, porque la verdad es que me encantaría poder hacer ese trabajo. Se me ha olvidado comentar que, aparte de las conferencias, otro de los puntos clave de las jornadas del jueves y del viernes fueron los coffee breaks, las comidas y la cena; es decir, el hecho de poder socializarnos.

Aunque como sabéis, todo lo bueno llega a su fin alguna vez y, en este caso, todo terminó (al menos para mí) el viernes por la tarde, pero gracias al MTAV (lo siento, Laura) la tristeza me duró poco y el lunes tuve otra dosis de conferencias que me devolvieron a mi fantástico universo de la traducción. Esta vez, eso sí, la cosa no iba de videojuegos sino que se trataba de doblaje. Este es otro de los campos que también me interesa mucho (la verdad es que empiezo a preguntarme si hay alguno que no me interese…), aunque meterse en este mundillo es, al parecer, tremendamente más complicado. Si os preguntáis el motivo, es el siguiente: un señor muy simpático que hace mucho tiempo estudió biología y se especializó en el mundo arácnido, en su momento sabía inglés y empezó a traducir películas para finalmente convertirse en traductor audiovisual y tener ahora más de 900 películas de cine traducidas (y sí, sigue trabajando). Dejando de lado las bromas, creo que es cierto que en el mundo del doblaje existe un monopolio y que desde los estudios de doblaje buscan a los “traductores de siempre” porque les gusta su manera de trabajar. Si no, haced la prueba. Entrad en esta página: http://www.eldoblaje.com/, buscad unas cuantas películas que os parezcan conocidas y mirad quién es el traductor. Seguramente os pasará como a mí y veréis que empiezan a repetirse algunos nombres. Pero bueno, esto tampoco significa que tengamos que tirar la toalla. Puede que las películas importantes ya tengan traductores “predestinados” pero es que, la verdad, yo estoy empezando y no me gustaría hacerlo con una gran producción. Creo que prefiero empezar con cosas más sencillas e ir aprendiendo y cogiendo experiencia. 

Aunque, al revés del mundo, mi preferencia no es dedicarme al cine. Me da la sensación que casi todos mis compañeros del máster lo están cursando para poder dedicarse después a traducir películas y ese no es mi caso. Quizás incluso sería más feliz traduciendo series de televisión antes que películas, pero preferiría mucho más poder traducir videojuegos, así que creo que es lo que voy a intentar. Seguramente será difícil y tendré mucho trabajo pero bueno, quien algo quiere, algo le cuesta, ¿no? Además, si me esfuerzo mucho, mucho, mucho quizá algún día creen un juego nuevo de mi saga favorita de toda la historia de los videojuegos y me toque a mí traducirlo…


Estaría muy bien poder traducir las historias del reino de Hyrule, yo sería muy feliz. Y ahora que ya he soñado un rato despierta, creo que voy a volver a mis trabajos del MTAV.

4 comentaris:

  1. Ña! Me encanta verte tan emocionada con tus trabajos y tu futuro. Al leerte me he acordado de los estudiantes de la licenciatura (que ahora y es grado, pero bueno xD): la mayoría entra esperando traducir libros, novelas y sale pensando en cualquier cosa menos en eso (o casi). Al igual que en el mundo del cine, en el mundo editorial es muy difícil entrar también, porque casi todas las editoriales tienen unos traductores preferidos y les cuesta dar nuevas oportunidades. Sin embargo, para entrar en el mundo audiovisual, puedes empezar traduciendo pequeñas producciones para pequeños festivales. Si apareces en los créditos puede que poco a poco te hagas un sitio, quién sabe.

    De todas formas, sólo es un comentario. Porque ni tu interés máximo es el cine, ni el mío tampoco. Ya sabes que yo soy más de corrección, lo cual también es difícil empezar, pero todo es ponerse.

    ¡Ánimos y a por todas! =)

    ResponElimina
    Respostes
    1. Armor of light
      pepinos you might!

      Elimina
    2. ¡Nadie dijo que iba a ser fácil! Me gusta que tengamos energía, seguro que al final conseguiremos lo que queremos :). Y yo ahora para empezar como si tengo que ponerme a traducir manuales de neveras x'D. Todo será cuestión de ponerse, como dices ^^

      Elimina
  2. Pero tu tienes trampa Lausaurio! Tienes a filologos supermolones que siempre encuentran la luz al final del tunel, que marcan la diferencia entre traductores y el duo supermalefico de un dinosaurio casi extintolausaurio y yo! xD

    ResponElimina